Hablemos de premios y castigos

Con frecuencia expreso mi inconformidad de aplicar premios y castigos con mis hijas. Y aunque no ha sido nada fácil y tampoco quiero decir que nunca en la vida de ellas he llegado a utilizarlos, creo firmemente que estos no tienen efectos positivos a largo plazo en nuestros hijos si no todo lo contrario.

Si, sí he llegado a “caer” en la salida fácil del castigo, para un cambio de conducta inmediata y también e caído en el chantaje de darle algo que ella quiere (un dulce) si ella come todo lo que hay en el plato, por ejemplo.

Los premios y castigos funcionan y muy bien, también tendrás un resultado inmediato. Es decir si tu hijo le pega a su hermano y lo castigas con no ver la TV estoy segura que dejara de hacerlo y también estoy segura de que tu hija levantara todos los juguetes que tiro sí le dices que podrá comer esa galleta que tanto desea.

Mar, entonces ¿Por que si funciona, no te gusta aplicarlo?

Por qué sé que mis hijas crecerán y yo perderé la autoridad que tengo en este momento, así que en ese entonces no podré amenazar, castigar, chantajear o darle premios si va a trabajar o si llega todos los días temprano a casa. Sin embargo sí inculco buenos valores, y educo con ejemplo sé que no habrá necesidad de utilizar la salida fácil. Y ellas crecerán con toma de desiciones por convicción y no por amenazas o chantajes.

Tomemos el ejemplo que leyeron hace unos momentos: “El peque que le pega al hermano y con el castigo/ amenaza de no ver la TV deja de hacerlo” En este ejemplo me surgen muchas preguntas: ¿Por qué le pega? ¿Le estas poniendo la misma atención a ambos? ¿Crees que el no dejarlo ver la TV aprenda la importancia de respetar a otros? ¿Qué pasara cuando pierda el interés por la TV? ¿Confías en dejarlo solo con su hermano, aun respetando el castigo? ¿Sus cuidadores principales muestran respeto a otros? .

Supongo que algunos ya captaron a lo que voy.

Hay un camino más largo, más profundo y más difícil pero mucho más valioso para la vida de tus hijos. ¿Cuál es? Profundizar más en cada acción o consecuencia que quieras implementar ante la conducta de tu hijo y despertar en ellos desde corta edad un pensamiento critico.

Siguiendo con el ejemplo, al no aplicar premios ni castigos en esta situación tendríamos que estudiar más la conducta. ¿Por qué esta pegando? Tal vez quiera llamar tu atención, o ve que sus padres, tios o abuelos lo hacen.

Cuando tu cuestionas la actitud de tus hijos, la estudias y te haces preguntas estoy segura que les enseñaras más hablando, platicarle de consecuencias reales sobre esa conducta “Puedes lastimar muy feo a tu hermano si sigues golpeandolo” “¿Que sientes cuando alguien te lastima? ..Pues tu hermano siente lo mismo” a que si hablas de consecuencias inmediatas que no tiene nada que ver con la conducta indeseable.

Los castigos por ejemplo, suelen tener un efecto a corto plazo si sueles utilizarlos a menudo y traer consigo resentimiento. Por otro lado los premios irán en crece a medida que los utilices, por qué tú peque algún dia será adolescente y no se conformara con la paleta, después quedrá un celular, computadora o tablet.

Te sugiero siempre te cuestiones si las desiciones que tomas con tus hijos tienen un efecto positivo en su vida futura.

Con mucho cariño y respeto

Mar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.