La llegada de la hermana menor.

Desde el día que me entere que Sara, mi segunda hija llegaría a la familia. Mi primera preocupación fue ¿Como se sentiría Regina al respecto?

Llegue a escuchar muchísimas experiencias sobre el hermano mayor, desde el que se puso a llorar y lo quería regresar, hasta el que no dejaba que tocaran a su hermano menor.

Me preguntaba que tipo de hermana sería Regina, durante el embarazo todo marcho bien, pudo haber estado mejor pero no me quejo, pues Regi y yo, como se los había contado en post anteriores, estuvimos muy irritables, pero eso si Regi nunca rechazo la idea de tener a su hermana menor. Desde entonces le hablamos con la verdad a Regi, diciendo que su hermana necesitaría mucho de mamá, que seria una bebe muy frágil y que debíamos dejar hacer ciertas cosas: Como brincar en la cama cuando estuviera su hermana, o no darle besos bruscos mientras su hermana dormia. También le comentamos que seria una bebe que no podría caminar, hablar y jugar por un tiempo.

Le dijimos muchas veces cuanto la queriamos y lo importate que era para nosotros tanto ella como su hermana.

Pero al parecer todo es más complejo cuando ya todo esta en marcha y lo que nos queda es seguir esas palabras que tanto repetimos por nueve meses.

Regi si se sintió desplazada. Les cuento…

Durante el primer mes tuvimos en casa mucha ayuda por parte de mi tia, mi mamá y mi suegra. Mi tia era la que se encargaba de Regi llevándola a la escuela, darle de comer, bañarla y acostarla. La relación entre ellas es muy cercana, para Regi es su abuela también.

Durante ese mes Regi se “chiqueo” muchisimo, los fines de semana eran un pelear con ella, por cosas que ella ya sabia hacer solita y ya no quería hacer. Recuerdo perfecto un día donde le llame la atención por no querer acomodar sus zapatos, y ella en voz baja dijo algo como: “Mis papás ya no me quieren solo quieren a Sarita”.

Wow!!! Vuelvo a escribir eso y me duele de la misma manera que me dolío al escucharlo. Lo que hice en ese momento fue abrazarla muy fuerte y decirle una y otra vez que yo la amaba y que nada ni nadie cambiaría eso.

Fue ahí donde me puse las pilas en tener cuidado como decía las cosas o como actuaba. Una mami que me sigue en instagram me comento una referencia sobre como se siente el hermano mayor con la llegada de un nuevo bebe, y era algo como: “Es como si tu esposo llevara a otra mujer a la que quiere viviendo en la misma casa”.

Que fuerte ¿Verdad?

Pero algo así le paso a Regi, después de ser la única hija y donde mama tenia todo el tiempo y la atención para ella ahora tenia que compartir todo, su casa, su espacio y sobre todo a sus papás.

Han pasado dos meses desde que Sara llego a casa, las cosas cada vez marchan mejor, donde Regi es una hermana mayor muy cuidadosa, la cobija, le ofrece chupon cada que llora o habla con ella.

Ahora solo somos papás e hijas en esta casa, con nuestras reglas, nuestros hábitos y eso también a favorecido mucho la etapa de adaptación, donde Regi a entendido que debe ser paciente y cautelosa en algunas cosas.

No les miento, sigo sintiendo “algo” (culpa) por no poder acostarla por que es la hora donde Sara también se duerme y quiere bubi. Es decir no estar al cien como antes.

Pero despues de todo respiro y se que pronto pasara.

Me encantaria saber ¿Como te fue a ti, con la llegada del hermano menor?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .