Estilo de vida MATERNIDAD

¡TANTO ESTUDIAR PARA NADA! COMENTARIOS QUE ME HAN HECHO DESDE MI RENUNCIA

Ahora con lo de la renuncia, me he topado con comentarios que debí haberme esperado  y no lo hice.

Comentarios como: “¿Y entonces para que estudiaste? ¡Qué ejemplo le estas dando a tu hija, si no ejerces! ¿Y ahora tu carrera profesional? ¡Tanto estudiar, para nada!” y bueno tipo así.

No niego que aunque intento poner cara amable, (no sé por qué, ni si quiera lo merecen) por dentro logro sentirme mal por aquellos comentarios.

Después de tener un momento de reflexión en mi vida, y decidir si comprarme o no los comentarios que me hacen llegar, me hice la pregunta ¿Para que estudie?

Para las personitas que no estén enteradas les comento que soy Lic. En mercadotecnia y Mtra. En psicología Educativa.

 La verdad es que siempre me gusto la escuela, tanto que estoy pensando seriamente en estudiar otra licenciatura, el doctorado quiero hacerlo cuando Regina este en esa etapa de su vida del “Odio la escuela”, no es por nada pero siempre he sido muy dedicada en lo que hago y la escuela no fue la excepción.

12299157_10153755003384410_6563689636666010304_n

Así que no, no me arrepiento de tener actualmente un título y no ejercerlo,  el tenerlo me da cierta “seguridad” en mi vida.

El haber estudiado me ha permitido tener experiencias que difícilmente las hubiera vivido sin haberlo hecho. El estudiar te permite conocer, aprender, y demostrarte a ti de cuan capaz eres.  Me ha fortalecido habilidades que no pensé que tuviera. He conocido a colegas y compañeros de trabajo muy talentosos. Me ha formado como mujer y tengo algo que nadie me puede quitarme “propiedad intelectual” que en gran parte se la debo a mis estudios.

Con el tema de “Que le estoy enseñando a mi hija al no ejercer”, le estoy enseñando que hay cosas más importantes que el ego propio,  el materialismo y que tome decisiones que la hagan sentir plena.  Y no todo es color de rosa, también con mi experiencia le transmitiré que ejerza y disfrute su carrera previo a querer tener una familia o un compromiso, pero que si su decisión algún día es dejar de ejercer  su título por no sentirse plena, ¡Lo haga! Pero que nunca deje de crear y generar su bienestar. Incentivarla a que tenga un título profesional por aquello de la “seguridad” que les hablo, es decir por su bienestar, no por el mío, no por mis expectativas que tengo para ella.

Así que te invito,  a que obtengas un título profesional, no para darle gusto a nadie, sino para saborear este logro que es y será tuyo.

2 comentarios

  1. Amiga totalmente cierto y es que estar con tus hijos y familia sin descuidar como bien dices tu bienestar nunca será desperdicio ni perdida de tiempo. Aparte que la gente que puede opinar eso claramente no te conocen pues no saben lo trabajadora, dedicada y emprendedora que eres cualidades que yo se que estes donde estes brillaras!!. Un abrazo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s