Estilo de vida Vida profesional

¿FELIZ DÍA DEL MAESTRO?

32512160_10156708839434410_7376628548745822208_n

Como algunas de ustedes saben, el día de hoy aquí en México se celebra el día del maestro, (mencionado malamente, pues el titulo de maestro se gana con un grado académico así como el de doctor, quería corregirlo pues es algo que siempre me gusta aclarar ).

Así que el día de hoy es muy buena oportunidad para hablar sobre los profesores y la chamba que hacemos día con día. Para ser honesta antes de tener este trabajo subestimaba esta profesión pues desde afuera se ve fácil asistir a una jornada laboral corta, con algunos “privilegios”  en cuanto a días de descanso, puentes, y periodos de vacaciones largos a comparación de otras profesiones.

Pero ¡Oh sorpresa! ser profesora y estar ahí adentro con los alumnos llenos de energía, con diferentes personalidades, diferentes situaciones familiares, diferentes emociones, diferentes actitudes, y sobre todo diferentes formas de aprender.

Recuerdo perfectamente mi primer día como profesora, ahí estaba yo en una Tele secundaria, con adolescentes llenos de energía, yo apenas 21 y en un “Taller de computo” con solo cinco computadoras para 25 alumnos,  lo único que quería era salir corriendo de ese salón, pero mis piernas y mi voz no respondían. Recuerdo que lo único que salio fue un “Sentados por favor chicos” , y después de ello las risas de los chavos no se hicieron esperar. Ahora que lo escribo me vuelvo a poner nerviosa, la verdad el primer año fui un fiasco, fui esa maestra barco y esa maestra looser de las que todos alguna vez nos reímos.

Desde ese momento me percate que un profesor debe sacar su chamba inclusive sin tener los recursos principalmente materiales.

Ahora mi situación es distinta, supongo que madure, soy mamá (y eso me ha ayudado a empatisar mucho con mis alumnos) he aprendido mucho de mis compañeros de trabajo, de los padres de familia y sobre todo de los alumnos, también mi situación laboral es distinta pues actualmente laboro en una escuela privada y es muy diferente a mi primer trabajo, pero siempre me pongo a pensar en mis colegas que esta con un grupo de 40 o hasta 50 alumnos, sin recursos materiales y detrás,  exigencias horribles por parte del sistema educativo que nunca funcionaran al cien si los salones no cuentan con los espacios, materiales y el numero de alumnos adecuados. (Perdón pero tenia que decirlo, se que me estoy metiendo a la boca del lobo, en fin).

Muchos podrían pensar que no me gusta lo que hago, pues me la paso diciendo que estoy estresada, estoy cansada, etc. Pero se imaginan ustedes estar a cargo de 35 alumnos, de su rendimiento escolar, de su comportamiento, y después de todo que no te lleguen a odiar tanto. Por que algo que les comparto es que yo  no soy su amiga, claro que soy amigable con ellos más no soy su amiga.

Ser mamá y maestra me ha servido comprender más  a los alumnos, a entender que no puedo exigirles de la misma forma por que no todos son iguales, me ha ayudado a encariñarme con ellos y esforzarme a ser la profesora que yo quisiera para mi hija.  A respetar sus emociones y a no tomarme nada personal.

Para aquellos profesores comprometidos y que dan lo mejor de si para dejar una huella en los alumnos muchas felicidades por la gran labor que hacen y para los que no, recuerden que nosotros somos de las personas más importantes para influir en ellos y que hagamos mejores personas.

¡Feliz diá del maestro!

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s