MATERNIDAD Vida profesional

HA PASADO UN AÑO …

Recuerdo que fue hace un año en estas fechas cuando comencé a buscar trabajo y aunque toda mi vida lo había venido haciendo (ya se, suena un poco dramático eso, pero mis padres son comerciantes así que mis hermanos y yo siempre colaboramos con el negocio) pero esta vez era diferente. Diferente porque era la primera vez que trabajaba siendo Mamá.  Había trabajado en el Depto. de mercadotecnia de una escuela por 4 meses, di clases de informática por 3 años y ligado a ello seguía en el negocio y no lo sentía tan “formal”. Bien dicen que por algo pasan las cosas y por una u otra cosa tuve que dejar el negocio y comenzar con la búsqueda de empleo. Buscaba un trabajo que no me absorbiera mucho tiempo, que no tuviera que recorrer grandes distancias, y por supuesto que me agradara, nada fácil ¿verdad?. Y es aquí donde agradezco tener una profesión y poder poner algunas condiciones para mi “trabajo perfecto”.

Dudosa comencé a redactar mi curriculum, preparar cartas de recomendación, confirmar y asistir a entrevistas, pasar exámenes, filtros, y esas cosas que se tienen que hacer para la obtención de tu empleo.

Y de pronto te dicen “Puedes asistir desde el lunes”, fue un momento tan… ¿Cómo llamarlo? ¡Agridulce!, por un lado, te sientes tan contenta que de 15 personas te hayan elegido a ti y por otro la angustia de no saber que sigue, ¿Qué va a pasar con mi hija?, ¿Quién la va a cuidar?, ¿Estoy haciendo lo correcto? (Y esta última sigo haciéndomela constantemente). Confieso que el fin de semana previo a iniciar el ciclo escolar, pensé seriamente en no presentarme a mi nuevo empleo.

Ha pasado un año desde entonces, estoy contenta y agradecida con mi trabajo, lleno de muchos aprendizajes, trabajar con adolescentes me ha permitido ver los errores o los aciertos que cometemos como padres.

14657423_10154772351159410_4236177938274678984_n

Pero también ha sido un año difícil, lleno de agotamiento, estrés, criticas, lagrimas por sentirme constantemente mala madre, entre otras cosas.

He pensado miles de veces en dejar de trabajar, no sé si algún día lo haga, sinceramente lo dudo, no me gustaría dejarle toda la carga a mi esposo, soy de esas mujeres que les gusta tener sus propios ingresos, sin embargo, me gustaría contar con un trabajo donde pueda ser mi propia jefa.

En fin mientras logro que eso pase, estaré contándoles como me va como mamá trabajadora.

Me encantaría que me compartieran si han trabajado después de convertirte en mamá, y como ha ido tu experiencia. Y si eres mamá 24/7 como te va?

Muchas gracias por leerme nos vemos la próxima semana  con una entrada nueva en el blog, y si te interesa y quieres dar una vuelta por mi canal de Youtube me puedes encontrar como MomVlog  y también en mis redes sociales.

HASTA LA PROXIMA!!!

Nuevo logo

Un comentario

  1. Hola yo creo que los únicos que te pueden calificar de que tan buena o mala madre eres, son tus hijos y lo harán dependiendo de la etapa que estén pasando, así que tendrás que esperar hasta que ya sea adulto con un buen criterio objetivo para recibir dicha calificación. Por lo mientras, lo único que te queda en no perder de vista que en tu vida lo primero es tu familia, no sólo eres madre, la relación con tu esposo también se tiene que cultivar día a día con el mismo empeño que la maternidad o quizá más, ya que es él a quien le dijiste para siempre.
    Y con respecto al trabajo, sigue adelante, tu familia te lo agradecerá, tiene muchos beneficios, asi no te aguantan todo el día (puede sonar feo, pero es real) todos necesitamos respirar aire distinto.
    Con el tiempo te darás cuenta de que cada miembro de la familia comienza a tener sus espacios, Regina la ecuela, Michel el trabajo y tú haz encontrado un espacio en dónde puedas ser tú, no la mamá de, la esposa de, la hija de, etc.
    Trabajar es bueno más allá del benefio económico y lograr combinar tu trabajo y tu familia te hace una mejor mujer, ya tus hijos te calificarán como madre.
    El no trabajar no te garantiza una buena maternidad, ya que el tiempo sólo es uno de muchisimos factores a valorar para poder darle un calificativo a la maternidad.
    Las que llevamos un camino andado te podemos decir, que hacemos lo que podemos y que no hay fórmulas, que la vida se trata de ir sorteando los problemas así ves que vas saliendo y sacando a tu familia adelante, sin calificativo, los ves crecer, jugar, llorar, gritar, madurar, evolucionan y te das por bien servida cada que los vas alejando de lo negativo que les ofrece el mundo y es una tarea interminable.
    En fin es una tarea interminable Mar, o preguntale a tu madre, jajaja y aun adultos sus hijos sigue el juicio de si es o no una buena madre. Soy de idea de hacer lo que tengo que hacer, ver que lo que hice es bueno para mis hijos (bueno no significa que les agrade) y seguir adelante.
    Si tú trbajas y eso es bueno para tu familia, sigue adelante y deja de reprocharte.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s